Plataforma Vibratoria

Estas plataformas producen potentes vibraciones entre 20 y 50 Hz (pulsaciones por segundo) que se transmiten al cuerpo a través de los pies, si estás de pie sobre ella, o el trasero, si estás sentado. Las vibraciones fuerzan a las fibras musculares a contraerse, sobre todo si plataforma001son de arriba a abajo, es decir, en contra de la gravedad. Estas minicontracciones tienen como resultado un trabajo muscular.
Se ha podido comprobar que las vibraciones estimulan los músculos y ayudan a los atletas profesionales a mejorar sus marcas, favoreciendo la ganancia de fuerza.

Uno de los beneficios de la plataforma vibratoria es que, gracias a las vibraciones que genera, permite un importante gasto calórico, pues actúa tanto sobre los músculos como los depósitos de grasa de nuestro cuerpo. Por ello, si combinamos nuestro entrenamiento en la plataforma vibratoria con una dieta equilibrada y baja en grasas, es posible reducir el peso e incrementar la masa muscular.
Asimismo, la plataforma vibratoria puede ser un gran aliado para combatir la celulitis y la retención de líquidos. Sus vibraciones y programas de masaje proporcionan un calor interno que incide sobre la celulitis, moviéndola y consiguiendo desprender las células
plataforma002adiposas. De este modo, tu piel ganará en firmeza y tersura.
Otro de sus mayores beneficios es la mejora de la circulación sanguínea, ya que aporta mayor oxígeno a las células del cuerpo y es un buen remedio para aliviar dolencias musculares, articulares, combatir la pesadez y la sensación de piernas cansadas.
Como vemos, el entrenamiento por vibración que ofrece la plataforma vibratoria tiene múltiples beneficios para el organismo y, con sesiones de 10 minutos al día es suficiente para notar sus efectos y mejorar nuestro bienestar general.

Comentarios cerrados.